Cómo encontrar a un perro perdido

En lo personal tengo dos perritas, las amo mucho y no me imagino la vida sin ellas. Son parte de la familia. Cuando me levanto en la mañana y salgo afuera ya están esperándome con los ojitos más alegres del mundo para saludarme, cada una con su estilo particular:

Blacky me monta sus patitas en el regazo como si quisiera abrazarme y Princesa restriega su cabeza en mis rodillas como si fuese un gatito.

Quien tiene un canino como mascota sabe del amor, la alegría y lo incondicionales que son; sabe de la sonrisa que se dibuja en tu cara sólo de pensar en ellos.

Hace muchos años tuve una perrita llamada Isis (en esa época este nombre no tenía la connotación siniestra que tiene hoy) Un día se subió al techo de la casa y de allí saltó afuera y se perdió.

encontrar a tu perro

Cuando regresé a casa y mi perra Isis no vino a saludarme como acostumbraba, de inmediato me extrañó. No podía creerlo, busqué en todos los rincones del patio, en lugares dentro de la casa, donde no debía estar y por supuesto: No estaba. Había desaparecido.

Una vez que acepté que Isis no estaba en casa, salí a buscarla a la calle gritando y llamándola, ya me había entrado la desesperación y se me salían las lágrimas.

Un amigo que me encontró en la calle gritando como loca, me acompañó y gritábamos los dos por las calles alrededor de mi casa y la llamábamos Isiiiiis y esperábamos a ver si la oíamos ladrar y nada. Nos asomábamos a los patios de todas  las casas pero nada, no la hallábamos.

Le preguntábamos a todos los que encontrábamos  si la habían visto,  mi perra era muy particular era pastor alemán, pero completamente rubia, no tenía el lomo oscuro característico de esta raza, no había por allí ninguna otra perra igual.

Al interior de una casa en construcción  junto a la que pasamos gritando  oíamos  a un perro ladrar pero los trabajadores no nos permitieron pasar y me llené de sospechas.     No podía entrar a esta casa, pero estaba convencida de que ocultaban algo, estuvimos mucho tiempo mi amigo y yo merodeando en los alrededores y seguíamos buscando a mi perra, sin éxito.

como saber donde esta mi perro si lo he perdido

Mi amigo me convenció de regresar a casa y él se quedaría vigilando la casa en construcción pasaba una y otra vez por el frente y finalmente un trabajador, el último en salir al terminar la jornada de trabajo,  le dijo que si había allí una perrita como la que buscábamos y se la devolvió a mi amigo que me la trajo de vuelta.  Final feliz: Recuperé a mi perra y mi amigo y yo al poco tiempo nos hicimos novios pero, esa es otra historia.

Perder a tu perro es una situación terrible  y angustiosa, especialmente si vives en un lugar  donde se permite el sacrificio animal de los perros sin dueño. O suele haber personas inescrupulosas que los utilizan para peleas y apuestas.

Es sumamente importante  mantener la calma, para que puedas buscar a tu querida mascota sin que la ansiedad y los nervios perturben tu buen  juicio. Respirar profundo, pensar claramente y utilizar los consejos que te daremos en este artículo podría  ayudarte a encontrar a tu mejor amigo de cuatro patas.

buscar a mi perro perdido

Circunstancias de riesgo que te exponen a la pérdida o extravío de tu perro

Tal vez nunca atravesarás la temida situación de perder a tu perro, sin embargo es importante que tengas en cuenta que hay ciertas cosas que podrías estar haciendo o no y que aumentan las probabilidades de perder a tu mejor amigo perruno, por ejemplo si:

Tienes un perro cazador o bien de raza grande y ágil, que no hace mucho ejercicio y lleva un vida más bien sedentari

Tienes un perro muy pequeño, cuyo tamaño lo hace susceptible de poder escapar por algún agujero pequeño

Sales a correr o de paseo con tu perro sin la correa

Tu perro ya se ha escapado anteriormente

Dejas a tu perro solo en el jardín o el patio sin vigilancia

Acabas de adoptar a tu perro

Tu perro es de una raza llamativa o que está de moda (podría ser robado para revenderlo) Tu perro se ha perdido. ¿Qué hacer?

Si no puedes encontrar a tu perro, lo más natural es que sientas mucha angustia, ansiedad y que esto te paralice. Es esencial mantener la serenidad y tomar las siguientes medidas:

Buscar en tu casa Fue lo primero que hice cuando Isis se perdió y es lo lógico: Revisar bien dentro de tu casa, a veces nuestros amados perritos tienen escondites, sé del perrito de mi vecino que en cuanto viene el trabajador del Departamento de Salud Pública  encargado de vacunar a los perros contra la rabia, voceando: Vacunando los perros se desaparece literalmente y no le volvemos a ver hasta el otro día. O  Princesa, mi perrita gato que cuando se deprime se esconde detrás de la lavadora.

Busca en toda la casa hasta donde no debería estar: Dentro de un closet, en el librero, debajo de una cama, en el baño,  detrás de una planta o de algún mueble, te puedo decir que yo en mi desesperación busqué hasta dentro de la lavadora y en la nevera…

recuperar mi perro robado

Mientras lo buscas en casa no dejes de llamarlo por su nombre, puedes probar a usar algo que atraiga a tu perro para hacerlo salir  de su escondite, si fuera el caso. Podría ser algo de comer, o su correa de paseo, o las llaves de la casa,  su juguete preferido, cualquier estimulo que en circunstancias normales lo haga reaccionar.

Pregunta a los otros miembros de tu familia. Tal vez tu hermano, tu madre o tu pareja ha salido de paseo con el perro. O le ha llevado al veterinario o al estilista. Preguntar a los  miembros de tu familia te podría ayudar a determinar desde cuándo está perdido el perro, en qué lugar le vieron por última vez y además ampliar el equipo de búsqueda si efectivamente se ha extraviado.

Búsqueda fuera de la casa Si perdiste a tu perro mientras paseaban o ya has buscado en tu casa sin lograr encontrarlo debes iniciar la búsqueda exterior  tan  pronto como sea posible. Según las estadísticas las primeras  24 horas son vitales para recuperar a tu perro, la mayoría de las mascotas suelen ser halladas en ese lapso de tiempo. Mientras más tiempo pase, más puede alejarse.

Pregunta a las personas que te encuentres mientras buscas. Lleva contigo una foto de tu perro, te será más fácil  mostrar su imagen que describirlo.

Mientras buscas a tu perro grita su nombre  a menudo o su apodo cariñoso. Tu perro  podría responder a este llamado y además de que si te escucha, esto le dará una señal de tu ubicación y podría resultar que él te encuentre a ti. Igualmente como al buscar dentro de la casa, lleva contigo algo de su comida.

El olfato de tu perro es muy agudo y podría no percibir tu voz, pero si tu olor y el de su comida. Date la oportunidad de hacer silencio para que puedas oírlo si el perro responde con sus ladridos particulares a tus llamados. Pudiera estar retenido, atorado o atrapado. Permítete escuchar el entorno.

 

pedir ayuda para encontrar a tu mascota

Observa atentamente A lo largo de la  búsqueda,  presta mucha atención para intentar encontrar rastros de tu mascota. Fíjate en posibles  huellas o  excremento que pueda  haber dejado mientras deambulaba perdido. Echa un vistazo a casas en  construcción  o abandonadas, a veces  los perros  buscan  refugio en lugares así. Estos detalles podrían llevarte hasta tu mascota perdida.

Revisa espacios pequeños, arbustos, ductos, utiliza una linterna para que puedas mirar bien. Fíjate en los patios o jardines de otras casas, en las que tu perro podría haber entrado subrepticiamente o en los que pudiera estar siendo retenido por alguien que al encontrarlo perdido esté  intentando  protegerlo o quedárselo.

En tu casa ten el cuidado de dejar sus cosas preferidas afuera,  sus juguetes o alguna de tus prendas de vestir, esto podría atraerlo de regreso a  la casa.

Ten presente que si tu perrito es de raza tal vez alguien lo tomó para venderlo o usarlo para obtener crías Para ampliar el rango de tu búsqueda podrías utilizar una bicicleta o  automóvil, la bicicleta ofrece la ventaja de que puedes ir más lento y escuchar mejor. El auto te permitirá ir a más lugares en menor tiempo, pero podrías no escuchar a tu perro si contestase a tus llamados. Mantén las ventanas  abajo y continúa llamándolo. Circula con un patrón ordenado y sistemático para evitar repetir las calles y buscar más eficientemente.

Pedir ayuda

Si los pasos anteriores no te han ayudado a  encontrarlo aún, es el momento de buscar voluntarios que te ayuden: familiares o vecinos, contar con ellos te permitirá  abarcar más terreno en tu búsqueda. El  apoyo incrementará las posibilidades de encontrar  a tu mascota.  A mí me sirvió. Llegado este punto es hora de imprimir alguna fotografía de tu perro agregando en ella su nombre y el tuyo y  tus datos de contacto  para que quienes lo vean puedan localizarte si lo encuentran y repártelas a  los voluntarios que te ayudan a buscar. Visita además clínicas veterinarias y refugios de la zona por si alguien encontró a tu amigo y lo llevó allí.

donde buscar mi mascota perdida

Hacer pública la búsqueda. Elabora volantes con el título Perro Perdido o Se Busca,   la fotografía de tu perro, y coloca con detalles su  nombre, descripción, tu nombre,  datos para localizarte y la fecha.

Podrías ofrecer recompensa, es una decisión personal. Resérvate alguna información que te ayude a identificar a tu perro, alguna marca especial o rasgo característico que no se aprecie a simple vista, para que puedas descartar a quienes por el interés de la recompensa intenten estafarte con otro animalito parecido a tu mascota.

Lleva los volantes a tiendas, centros comerciales, postes, parques, tiendas  de mascotas, clínicas veterinarias, estaciones de servicio. Contempla la posibilidad de colocar el anuncio en la prensa local o estaciones de radio. Divúlgalo además a través de las redes sociales y sitios web de interés para los amantes de los animales.

En internet suele haber páginas de amigos de las mascotas y protectores que se dedican a difundir la información de las mascotas perdidas, no dejes de colocar en alguna de ellas tu anuncio. Algunas pueden cobrar por el servicio.

Si, en respuesta a toda esta difusión alguien te llama  para decirte que tiene a tu perro, pídele que te lo describa muy detalladamente,   a fondo. En este momento te será de utilidad la información que te reservaste en su  descripción para el volante.

medidas para no perder a tu perro

 

Encontraste a tu perro

El alivio y felicidad que se sienten son tan grandes como la angustia de haberlo perdido. Pasados los momentos iniciales de euforia y gratitud, porque uno se siente inmensamente agradecido y afortunado de haber podido recuperar a ese pequeño ser indefenso y dueño de tu corazón. Una vez que  has encontrado a tu perro deberás, preventivamente, llevarlo al veterinario para que lo revise por si ha sido herido, o si se ha contagiado de alguna enfermedad o de pulgas.

También deberás pagar los costos de alojamiento si es que alguien le ha acogido. O si hubiese causado algún daño o accidente. Esperamos que no sea tu caso y que puedas volver a reunirte con tu querido amigo peludo sin inconvenientes.

Medidas que Puedes poner en práctica para no Perder a tu perro

Para prevenir que  se pierda hay distintas medidas que puedes poner en práctica y la que escojas dependerá de tu presupuesto, preferencias personales  y las  características individuales de tu perro.

La primera y básica: Observa detenidamente tu casa para detectar posibles puntos de  Revisa las cercas de tu patio y tapa cualquier acceso al exterior  por el que pueda escapar.

Algunos canes tienen una personalidad curiosa y aventurera, salir de paseo con ellos habitualmente puede ser útil como medida preventiva de una fuga casi perfecta.

Si eres de quienes gustan de salir de paseo con su perro, llévalo siempre con su correa.

Otra medida clásica es colocarle  a tu perro una placa de identificación

con su  nombre y  tu número telefónico. Así cualquiera que lo encuentre si llegara a perderse podrá devolvértelo.

Adquiere un collar localizador para perros. Es la evolución de la placa de identificación. En forma de collar, impermeable, ligero (para cachorros y perros  de razas pequeñas) incluye un  localizador  con tecnología de GPS que a través de  un  dispositivo o incluso desde tu teléfono móvil, te permitirá rastrear a tu perro con una  cobertura  hasta un radio de 11 Kms.

Si te preocupa que tu pequeño amigo pueda perder su collar o bien que alguien se lo quite para que no puedas encontrarlo, existe la posibilidad de colocarle un microchip a tu perro. Éste se inserta en su cuello, es inofensivo y puede ser escaneado para leer de él tu información para contactarte, así te evitas el riesgo del collar y la placa que pueden perderse.

Y si deseas ir un paso más allá y entra dentro de tu presupuesto, podrías colocarle a tu perro un microchip con GPS. Si tu perro escapa o si alguien se lo lleva sin tu consentimiento podrás recuperarlo siguiendo su rastro.

mi mascota se ha perdido

Qué hacer si encuentras un perro perdido

Para cualquier mascota ser abandonada o perderse es una experiencia impactante y traumática. Si te  encuentras a algún perrito deambulando solo por la calle tal vez esté perdido, si no observas a nadie a su alrededor quizás  necesite de tu ayuda.

Algunos animalitos pueden estar nerviosos y ser agresivos, así que acércate  a él cuidadosamente  para no asustarle,  si le hablas con suavidad y te muestra una  actitud amistosa puedes intentar tocarle para ganar su confianza.

Si tienes algo de comer que puedas ofrecerle será más sencillo abordarle. Si el perro es dócil y se deja tocar, intenta revisar si tiene collar y placa de identificación o algún dispositivo de localización. En cuyo caso podrás contactar a su dueño para que pase a recogerlo.

Si el perro no tiene ningún dispositivo de identificación a la vista, pudiese resultar que tenga un microchip, en cuyo caso habría que llevarlo con un veterinario que pueda leerlo con un escáner y así poder ubicar al dueño.

Si el perro no tiene microchip, ni algún otro modo de localizar a su propietario y parece estar abandonado debes llevarlo a la perrera municipal, o a algún hogar de acogida. En la  actualidad existen muchos grupos y organizaciones  amigos de las mascotas que se dedican a recoger a los animalitos abandonados, tratarlos si están enfermos y luego se ocupan de buscar hogares de adopción para ellos.

Si tienes sólo un perrito o no tienes ninguno tal vez has encontrado a tu media naranja perruna, si decides llevarlo contigo a casa habrás salvado del desamparo y el abandono a un amigo incondicional que te querrá por siempre y te hará más feliz e incluso más saludable. Si ya tienes una mascota le habrás dado un hermanito con quien podrá entretenerse y sentirse acompañado cuando  estés ocupado o fuera de casa.

¿Y tú  has perdido alguna vez a tu perro? ¿Cómo lo encontraste? Si lo deseas puedes dejar tu comentario o compartir una foto de tu mascota.

Fuente: este post proviene de Como encontrar, donde puedes consultar el contenido original Y http://c.facilisimo.com/dsk/2066986.html?fba

Comentarios

Comentarios

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *