Esta es la razón científica por la que tu perro jamás debería lamerte el rostro

Si tienes mascota y eres amante de los perros, seguro has dejado que te manifiesten su cariño con mimos y hasta besos.

Dejar que tu perro te lama puede parecerte algo común y las bacterias que pueda llegar a tener no te parecerán tan graves como para rechazar su amor incondicional.

Una boca llena de virus y bacterias

perro lamer rostro 2

Pero realmente deberías pensar dos veces antes de dejar que tu perro lama tu rostro. El Dr. Nelanjan Nandi, del Colegio de Medicina de la Universidad de Drexel, en Filadelfia, sostiene que la boca de los animales es un enorme microbioma oral de bacterias y virus.

Por lo que dejar que tu perro lama tu rostro puede aumentar tu riesgo de contraer enfermedades, incluso algunas que los humanos no estamos preparados para enfrentar.

¿A qué se debe? Si bien la saliva de los perros tiene proteínas que pueden ayudarlos a curar sus propias heridas, también tienen organismos únicos en los perros que pueden enfermar a los humanos.

Un ejemplo de ello es la bacteria zoonótica que puede transmitirse de animales a seres humanos y que causa enfermedades. Otras bacterias comunes son por ejemplo clostridium, E.coli, salmonella, entre otras.

Los perros realizan una práctica llamada coprofagia que consiste en que los animales ingieren las heces de otros o lamen sus anos. Como consecuencia pueden transmitirse infecciones como anquilostomas y lombrices.

Según postulan especialistas, se calcula que un cachorro puede tener entre 20 y 30 millones de huevos de lombriz en su tracto intestinal y en tan solo ¡una semana!

20 millones a 30 millones de huevos de lombriz en su tracto intestinal en una semana.

Puedes dejar que te manifieste su cariño

perro lamer rostro 3

Amantes de los perros: no se preocupen, no deben negarle siempre el cariño a sus mascotas, pueden dejar que los laman siempre y cuando eviten el contacto con la nariz, la boca y los ojos, ya que la saliva y los patógenos pueden absorberse más rápido en esas zonas. También es conveniente evitar que los animales laman heridas abiertas o cortes.

Si bien es posible que un perro con materia fecal en su boca pueda transmitirle al humano un parásito intestinal al lamerlo, es algo raro. Lo más común es que el parásito se contraiga al ingerir suelo contaminado, donde los perros han dejado su materia.

Siempre que tú y tu perro estén saludables, no hay nada que temer, aunque debes ser consciente de que no es conveniente dejar que te bese en algunas zonas.

 

Fuente: http://www.vix.com

Comentarios

Comentarios

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *