¿Qué hacer si te encuentras con una cría de pájaro?

No es de extrañar que con la llegada del buen tiempo comenzamos a pasar más tiempo fuera de casa y sobretodo empezamos a pasar nuestros ratos libres en parajes naturales, lo que nos lleva a enfrentarnos a situaciones a las que no estamos habituados como por ejemplo encontrarnos una cría de ave abandonada o que ha sufrido algún daño y necesita nuestra ayuda.

Dependiendo de donde vivas verás que en esta época el número de aves que te rodean crece exponencialmente, por lo que no te extrañes si te encuentras nidos o huevos. En caso de hacerlo te mostramos los pasos a seguir para no cometer errores.

Muchos, sin duda recordarán el consejo que siempre nos han dicho de pequeños que no debíamos tocar a una cría de pájaro porque significaba dejar nuestro rastro en ella, y las madres las abandonaban. Esto es un mito ya que las aves no tienen un fuerte sentido del olfato. Entonces te preguntarás, ¿qué es lo que hay que hacer?

Los expertos dicen que depende de la edad del ave. Básicamente, hay tres etapas en la vida de una cría de pájaro que dictan nuestra intervención.

Las tres etapas son:

Salida del huevo:

Cuando las crías aún tienen un color rosa y no tienen plumas. Apenas pueden abrir los ojos y sus alas no están bien desarrolladas, lo que indica que tiene de 0 a 3 días de vida y no está preparado para salir del nido. Si las encuentras solas debes buscar el nido y volver a colocarlos ahí para que sus padres se encarguen de ellas.

Crías en el nido

En esta etapa las crías ya han abierto los ojos y podrían tener algunas plumas por lo que su edad oscila entre los 3 o 13 días de vida. Las alas aún están cubiertas por una capa protectora por lo que siguen sin estar preparados para dejar el nido. Déjalos ahí o colócalos en el nido si los has encontrado en otro lugar.

Empezando a volar

El bebé ya tiene todas sus plumas y alas por lo que tiene más de 13 días de vida. El pequeño está listo para moverse y aprender a volar pero todavía dependen de sus padres, por lo que dejarlo en el nido siempre es una buena opción.

Si no eres capaz de encontrar el nido en ninguno de los casos, especialmente mientras tienen menos de 13 días, asegúrate de construir una pequeña caja cubierta con toallas o papeles para dar calor al animal con unos pequeños agujeros en la parte inferior. Coloca la caja en el árbol de nuevo y ve de vez en cuando para asegurarte de que todo está bien y han sido encontrados por sus familias.

 

Fuente: rolloid.org

Comentarios

Comentarios

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *