¿Puede o debe subirse mi perro al sofá?

Esta es una de las típicas preguntas que siempre nos hacen los propietarios de los perros y uno de los dilemas en casa… ¿Debemos dejar que el perro se suba al sofá?

A la mayoría nos ocurre que, al estar tranquilamente viendo la tele, nuestro perrete nos pide con esa carita de pena que tanto ha ensayado y que taaan bien le funciona, que le dejemos subir con nosotros para que le rasquemos detrás de orejas mientras disfruta plácidamente de nuestro mullido y calentito sofá. Y, no nos engañemos, a la mayoría eso es algo que nos enternece y nos saca una sonrisilla… ¿A quien no le gusta echarse la típica siesta abrazado a su peludo favorito? Entonces, por que el dilema de dejarle o no subir y disfrutar ambos de ese privilegio?

Debemos tener claro que el lugar de descanso y la cercanía a su dueño es algo importante para ellos. Es un privilegio con el que debemos tener cuidado ya que, como en muchas ocasiones, tendemos a humanizar las conductas de nuestros perros sin reparar apenas en el significado que tienen nuestros actos para ellos. No olvidemos nunca que son una especie diferente a nosotros y sus necesidades y su forma de asociar las cosas son diferentes a las nuestras.

Obviamente ademas de la higiene en casa que, por supuesto, cada uno decide si le importa o no tener pelos en el sofa, bajo mi punto de vista, para responder a la pregunta de ¿sofá si o no? debemos saber de que perro estamos hablando. ¿Se trata de un perro equilibrado?¿o por el contrario tiene algún problema de conducta?

A menudo tenemos en casa perros con problemas de ansiedad, hiperapego con sus dueños, algún tipo de agresividad…. En estos casos la respuesta a la pregunta sería NO. Si nuestro perro muestra conductas dominantes, el hecho de descansar en un lugar alto y privilegiado de la casa puede agravar estas conductas. Si nuestro perro esta demasiado apegado a nosotros y sufre ansiedad cuando no esta con nosotros, de nuevo el estar con nosotros en el ese lugar privilegiado puede empeorar el problema.

Si por el contrario tenemos en casa un perro equilibrado que no tiene ningún problema de conducta, podría dormir esa siesta plácidamente con nosotros en el sofá ya que no hay ningún problema que podamos agravar. Ahora…. Como ya sabemos…. Más vale prevenir que curar.

Así que, no olvidemos que ciertas conductas en casa como la falta de rutinas, déficit de ejercicio físico o mental, exceso de privilegios etc etc, pueden provocar en nuestro perro problemas de comportamiento así que, como pauta para no empeorar un problema que ya tenga nuestro perro o simplemente para evitar que lo tenga, NO es aconsejable que suba con nosotros al sofá. Esto no significa que si nuestro perro pasa tiempo con nosotros en el sofá o la cama vaya a tener seguro problemas de comportamiento pero este es uno de los factores junto a otros que sí pueden acabar causando algún problema.

¿Y tu perro? ¿le dejas subirse al sofá?

Fuente: www.bestcan.es

Comentarios

Comentarios

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *